Inicio

Campeonatos de España

Revistas antiguas

Torneos

El desván

Contacto

   

 

Una época curiosa, tiempo de retos

( Autor: © Javier Cordero Fernández )

         Acabamos de entrar en los años 30 y poco ha variado el panorama en el ajedrez español, donde se sigue compitiendo exclusivamente a nivel local. Sin embargo, se empieza a percibir un movimiento creciente, surgen nuevos clubes, nuevas iniciativas, nuevos impulsos encaminados a mejorar las cosas. Es un tiempo de caballeros y sobre todo es un tiempo de plantear retos, los cuales siempre son aceptados... no era cuestión de dejar pasar la oportunidad de mover las piezas.

         Y de este modo, en 1931 nació un reto ajedrecístico que tuvo su origen en una simple fotografía, la cual dio pie a una curiosa historia que uniría a ajedrecistas que se encontraban separados por 5.522 km y por una inmensa masa de agua también conocida como Océano Atlántico. Todo comenzó con la disputa del 1er Campeonato de Madrid, el cual fue ganado por José Sanz Aguado. Pueden ver todos los detalles del campeonato en: I Campeonato de Madrid 1931. Durante la entrega de premios se tomó la siguiente fotografía que inmortalizaría el momento en el que Sanz recibió su trofeo de ganador:

Entrega de premios del I Campeonato de Madrid 1931

         La fotografía fue publicada en el Diario ABC, que también publicó distintas reseñas durante el torneo. En aquella época era habitual disponer de periódicos de las ciudades más importantes del mundo, lo que representaba una forma de estar informado de lo que ocurría en cada rincón del planeta. De este modo, un ejemplar del diario ABC llegó a la lejana ciudad estadounidense de Providence (Nueva Inglaterra) y dicho ejemplar fue ojeado por un jugador de ajedrez de la localidad, que pudo observar, con creciente interés, la foto que se encuentra sobre estas líneas en la que se ve a varios de los participantes del campeonato que había finalizado en el mes de Junio. La curiosidad por conocer el nivel de los jugadores que posaban en la fotografía, llevó a este aficionado a plantear el siguiente reto, el cual lanzó a través de una original carta:

         Este reto, lanzado de una forma tan curiosa, fue acogido con entusiasmo por los jugadores madrileños, que no dudaron en aceptar el desafío y comenzaron la disputa de varias partidas con su simpático rival. En concreto, éstos fueron los jugadores que jugaron contra Otis Wildes: Ramón Duart, Enrique Lacasa, L. Chamero y Sardinero. Por desgracia, a pesar de que Golmayo prometió ir informando del desarrollo del reto en ABC, nada más se supo de las partidas. Tal vez la lentitud en el desarrollo de las mismas, ya que las cartas entre Madrid y Providence podían tardar una eternidad en llegar, hizo que el encuentro quedase sumido en el olvido y sólo en el recuerdo de los participantes.

          Esta es una historia curiosa de una época curiosa, tiempos distintos en los que imperaban unos valores de los que hoy en día no queda sino el recuerdo.

Vista de la ciudad de Providence (Estados Unidos)

Javier Cordero Fernández

(04 Enero 2018)

 

 

© Historia del ajedrez español. Todos los derechos reservados