Inicio

Campeonatos de España

Revistas antiguas

Torneos

El desván

Contacto

   

 

Los récords de Francisco José Pérez a la ciega

( Autor: © Javier Cordero Fernández )

         De todas las modalidades del ajedrez, las partidas a la ciega son las más espectaculares, y lo son por su puesta en escena y por la honda impresión que causan en el aficionado. Sin embargo, cualquier jugador con experiencia puede jugar a la ciega sin demasiada dificultad, tarea que se complicará cuando haya que jugar contra varios rivales a la vez, alcanzando el rango de esfuerzo sobrehumano. 

         Históricamente ha habido una gran lucha por conseguir el récord de más partidas jugadas a la vez en esta especialidad. Nombres célebres como Morphy, Zukertort, Pillsbury, Reti, Alekhine o Najdorf hicieron grandes esfuerzos para superar las marcas establecidas en sus respectivas épocas. Y el reto estaba a la altura de semejantes maestros: se exigía que los rivales no fuesen principiantes y además los maestros debían conseguir un mínimo de victorias para que el récord pudiese ser homologado. Las marcas fueron cayendo una detrás de otra, cada vez causando más sorpresa, hasta que George Koltanowski estableció un récord que no ha sido superado: 56 partidas. A continuación podéis consultar la evolución de estas exhibiciones en: récords mundiales a la ciega.

Francisco José Pérez (blancas) vs Juan Manuel Fuentes

         En España la actividad a la ciega, como en el ajedrez en general, era más modesta. Desde un primer momento una figura sobresalió por encima del resto: el talentoso Francisco José Pérez, que demostró ser todo un especialista sin ver el tablero. Durante muchos años los maestros españoles que se aventuraban en esta especialidad lo hacían jugando pocas partidas, siempre encuadradas dentro de sesiones de simultáneas de ajedrez tradicional. Realmente Pérez fue el primero en establecer marcas destacadas y que cumpliesen las normas impuestas para su homologación. Estos fueron los grandes logros de Francisco José Pérez:

1er récord: Vitoria, Otoño de 1947, 15 partidas

          Sólo unos meses antes, Francisco José Pérez había dado una sesión de simultáneas a la ciega en Tetuán, donde se enfrentó a 10 rivales, con uno resultado de +9 =1. Estos buenos resultados, en los que es difícil encontrar una partida perdida, serían una constante a lo largo de sus exhibiciones, como también lo fueron las partidas espectaculares y el juego agresivo, estilo en el que Pérez se sentía más cómodo y con el que podía ir rematando las partidas con más rapidez aligerando de este modo el esfuerzo a realizar.

          Pero lo vivido en Tetuán fue un mero aperitivo, ya que el plato fuerte le esperaba en la ciudad de Vitoria, a la que acudió con dos proyectos: participar en el torneo nacional que se organizaría en esta ciudad y batir la plusmarca de partidas a la ciega. En el torneo no le fue bien, ya que con dos derrotas sólo pudo finalizar 3º en un torneo menor, pero las simultáneas fueron todo un éxito: Pérez se enfrentó a 15 rivales, logrando un resultado de +11 -2 =2, marca que fue homologada por la FEDA. Francisco José Pérez había logrado el récord de España, aunque no se iba a detener ahí. De esta exhibición, que fue la que más repercusión tuvo en los medios escritos, se conservan 5 partidas, alguna de ellas comentadas por Pérez:

Descargar 5 partidas de F. J. Pérez en Vitoria

récord: Pobla de Segur, 1954, 20 partidas

          Y no era sencillo conseguir que un récord fuese homologado. Muy llamativo fue lo vivido en Zaragoza el 13 de Agosto de 1923, cuando José Juncosa jugó contra 32 rivales a la ciega, con un resultado sorprendente:+30 -1 =1... marca que representaba un nuevo récord del mundo, haciendo añicos la plusmarca de aquella época en poder de Gyula Breyer con 25 partidas. Finalmente el récord no fue homologado, aunque no se conoce el motivo y en las crónicas sólo se especuló con el motivo de esta decisión, insinuando que Juncosa pudo haber consultado las planillas para lograr tal gesta. A la vista de los resultados, también es posible que los rivales fuesen demasiado flojos en comparación con las exigencias para homologar los récords.

          Las exhibiciones de Pérez no dejaban lugar a la duda, ya que solía enfrentarse a los jugadores más fuertes de la región a la que acudía, tal y como ocurrió en la exhibición que realizó en Pobla de Segur (Lérida). En tierras catalanas, Pérez pulverizó su anterior marca al enfrentarse a 20 adversarios, consiguiendo unos resultados impecables: +16 =4.

3er récord: Madrid, 25 de Marzo de 1956, 25 partidas

          Pérez no se limitaba a intentar mejorar su récord y con cierta regularidad daba otras sesiones a la ciega más ligeras, las cuales eran muy apreciadas por los aficionados, tal como hizo el 11 de Septiembre de 1955 en Carmona (Sevilla), durante las Fiestas de la Virgen de Gracia, donde jugó ante 10 rivales con un resultado +9 =1, durante 6 horas y 10 minutos. Como se puede apreciar, el esfuerzo era terrible, con sesiones muy largas que exprimían al maestro hasta el límite de sus fuerzas.

          Y en 1956 volvió a dejar obsoleto su anterior récord al enfrentarse a 25 rivales en una exhibición encuadrada en un homenaje a Alexander Alekhine al cumplirse 20 años de su fallecimiento. Sus resultados volvieron a ser extraordinarios: +20 -1 =4. Esta marca no ha sido batida, siendo el actual récord de España de partidas a la ciega. No era la primera vez que los madrileños veían una exhibición de este tipo, en 1951 Pérez había jugado ante 12 rivales, logrando +10 -1 =1 y jugando alguna partida espectacular, como la siguiente: Pérez - NN, Madrid 1951.

Algunas exhibiciones más

          En 1956 Pérez fue invitado a participar en el I Torneo internacional de León y aprovechando su estancia en la ciudad se organizó una sesión de simultáneas a la ciega ante 12 rivales, en la que consiguió un resultado de +12 -1 =1. Pérez completó su buena actuación al llevarse el torneo tras vencer en las 5 rondas del mismo.

Descargar 1 partida de F. J. Pérez en León

          En 1958, se desplazó a Amposta (Tarragona) para jugar ante 12 rivales, finalizando imbatido: +7 =5. Ese mismo año, el 17 de Julio, aceptó la proposición que le hicieron desde Montilla (Córdoba), ciudad que albergaría un importante torneo unos años después, donde se enfrentó a 15 rivales con el resultado de +12 -3. Para esta exhibición se escogió a los jugadores más fuertes de Montilla, reforzados por los ajedrecistas más destacados de las poblaciones cercanas. Durante la estancia de Pérez en Montilla se negociaron los términos de una futura exhibición en la que trataría de batir el récord del mundo en poder de Miguel Najdorf con 45 partidas, la cual nunca llegó a producirse. Batir el récord de Najdorf no hubiese sido sencillo, el brillante maestro polaco-argentino consiguió su gesta tras 22 horas y 40 minutos de juego, terrible esfuerzo que hizo que no consiguiese dormir en las 30 horas siguientes y por el que tuvo que ser hospitalizado.

Javier Cordero Fernández

(24 Noviembre 2017)

 

 

Un puzzle al que le faltan piezas

© Historia del ajedrez español. Todos los derechos reservados